Viajes

St. Christopher's Inn en Bath

Pin
Send
Share
Send


Para dar por finalizada nuestra reciente escapada por Stonehenge y Bath 2011, vamos a destriparos nuestros alojamientos, comenzando por el que nos "cobijo" en la ciudad de Bath.

Bath es una ciudad del condado de Somerset, situada a unos 160 km de Londres, con un legado histórico incalculable. De hecho, su fundación data de época romana.

Seguramente al leer esta "pequeña review" a más de "una" le den ganas de volver a pasar por la ducha (jaja). El caso es que ante la falta de opciones (y menos económicas), acabamos durmiendo en un albergue llamado St. Christopher's Inn Bath.

El precio, lo mejor, pero variable según el tipo de habitación que se elija y el día de la semana. En nuestro caso nos decantamos por la habitación para 12 personas mixta con un precio medio de unas 19 Libras (unos 23 euros) por persona y noche. Se puede hacer reserva previa desde varios gestores de hostel y albergues. Nosotros lo realizamos a través de Hostelworld.

Su ubicación también es privilegiada, pues se encuentra a pocos metros de la Bath Abbey, los Bath Romans y el Pulteney Bridge, principales atractivos de la ciudad .

Nos encontramos ante un albergue que se encuentra encima de uno de los pubs más ruidosos de la ciudad, lo que garantiza dos cosas: fiesta y sueño tardío.

Las habitaciones las hay de varios tipos. Desde habitación dobles privadas hasta la mixta de 12 personas que nosotros elegimos, pasando por unisex de 6 personas.



De la limpieza parece que no hay demasiada queja en internet, por lo cual lo más importante parece asegurado.

El resto de facilidades a destacar podrían ser que dispone de WIFI en el PUB, tiene un desayuno incluido, tiene servicio de taquillas (de pago) para dejar las cosas de valor y te dan una tarjeta para acceder a la parte del albergue independientemente del pub…

… así que es momento de hacer nuestra habitual "VISITA GUIADA" del alojamiento con todos los detalles e impresiones.

Llegar al St. Christopher's Inn Bath desde la estación de trenes es relativamente sencillo pero te puede llevar unos 15 minutos. En nuestro caso recurrimos a un taxi por apenas 4 libras, pudiendo desde ese momento intuir que nos encontrabamos en una excelente ubicación para visitar la ciudad. Allí nos encontramos un ruidoso pub con multitud de personas bebiendo y viendo la tele, y haciéndonos hueco conseguimos llegar a la barra del fondo, que reserva un pequeño rincón para la recepción. Saliendo del pub a la izquierda (o a la derecha si lo miramos de frente) se encuentra la entrada la subida a las habitaciones (que abre con la tarjeta electrónica que te dan)




La habitación es, digamos, un absoluto "campo de concentración" con 6 literas, unas colchas que no se sabe si han cambiado o no (en los dos días que estuvimos allí nadie apareció) y una almohada que no se sabe cuantas cabezas habrá soportado…



La limpieza no parece mala, ya que realmente en la habitación haber, lo que se dice haber, no hay nada.

Otro detalle es que debajo de las literas, en teoria, se pueden dejar las maletas, pero deben tener "gálibo ryanair" porque no nos entraba ni una (y eso que eran pequeñas y de mano). El miniba… ésto… nada.

Por la mañana, al amanecer alrededor de las 6'00, la habitación se iluminaba completamente (especialmente para los que dormían cerca de la ventana) y era inevitable despertarse, pues por haber no había ni persianas.



Los baños dejaban también algo que desear, pues aunque parecían limpios, estaban algo deteriorados. La ducha era un sufrimiento, pues derrepente salía congelada y al rato hirviendo.



Del resto del hotel comentar un poco más de lo mismo. Pasillos limpios con una decoración muy "alberguista" pero que incluso resultaba laberíntico



La atención del equipo BRILLA POR SU AUSENCIA, ya que no vimos a nadie (absolutamente nadie) del pub (que son los dueños) por la zona en los dos días.

El ruidoso pub se oye desde el tercer piso donde estabamos alojados (así que desde el segundo debe ser insufrible), pero dispone de WIFI que funciona bastante bien.

Destacar también su desayuno. Bueno, realmente el que estaba incluido en el precio no, pues apenas consistía en un poco de agua caliente, unas infusiones, algo de leche y cereales. Por apenas unas libras más (precio especial para los que estabamos alojados) accedías a un Classic English Breaksfast excelente.




¿Lo recomendaríamos? La respuesta obvia es NO (para que no digais que lo hemos recomendado los chavetas) pero con matices. Si lo que buscas es caer en una cama después de un largo día, en un lugar donde puedas tener un desayuno brillante, una ubicación inmejorable y un precio sin competencia, y no tienes reparos, este es tu lugar. El resto, abstenerse.


Isaac y Paula (y el resto de la expedición), desde Bath (Reino Unido)

Pin
Send
Share
Send