Viajes

El vuelo sobre el Ártico que aterrizó 1 hora antes de despegar

Pin
Send
Share
Send


Son las 16'20. Acabo de aterrizar en Anchorage, Alaska. Algo que no tendría mayor trascendencia en cualquier viaje, su jornada de vuelos, se convierte en todo un jeroglífico para mi. Mi vuelo desde Madrid hacia el Aeropuerto Internacional de Keflavík salía de madrugada aunque la escala no ha supuesto más que una larga jornada de naturaleza en el trayecto. Lo insólito ha sido despegar desde Islandia a las 17'10 y, tras 7 horas de vuelo, tomar tierra a 6.000 kilómetros de distancia !1 HORA ANTES! Este planeta todavía guarda muchos misterios y sorpresas, empezando por esta tierra salvaje que mañana abre el telón de una nueva aventura.


No obstante, si echo la mirada atrás, más extraño fue aquel día que !NUNCA LLEGUÉ A VIVIR! viajando de Los Ángeles a Vanuatu como describí en . Aquí, al menos, me queda mucho que contar…

Islandia, una escala "demasiado habitual" de mis viajes

!Qué si! Que Alaska es un viaje único, con posibilidad de realizarlo pocas veces en la vida (o una única) y que me siento privilegiado por ello…



… pero no voy a engañar a nadie a estas alturas, la vida me ha ido transformando y cada vez echo más en falta a mis fieles compañeros de viaje. La primera Paula, sin duda, a la que se ha unido el pequeño Nico que ya ha hecho las primeras escapadas con nosotros por Galicia con apenas 8 mesecitos



Equipo fotográfico y dron hacen que tenga que presentarme antes en los controles de los aeropuertos. Generalmente no me hacen sacar más que el ordenador pero en Santiago de Compostela he tenido que quitarlo todo para el scanner aunque en Madrid ni se inmutaran. Allí me espera Sele, al cual encuentro más emocionado que nunca. ¿Cuánto llevábamos hablando de la posibilidad de hacer este viaje? ¿3, 4… 5 años?

Mientras el puntual vuelo de Icelandair surca ya los cielos (da gusto viajar con estas compañías aéreas donde todo son pantallas táctiles, usb para cargar, amabilidad, espacio… ), pienso para mi que si alguien me dice hace unos años que Islandia iba a ser una escala "habitual" en mis viajes le miraría con cara rara. ¿Qué tipo de hub puede ser un aeropuerto en una punta del globo terráqueo? Groenlandia, la propia Islandia y ahora Alaska son 3 destinos (en menos de 2 años) que me hacen pasar por !5 vez! por este aeropuerto que ya empiezo a conocer "demasiado bien"



4 horas después, alrededor de las 2'00 de la mañana con el cambio horario y con un coche de alquiler de Avis (recuerda el hasta 15% de descuento de Rentalcars), una idea brillante de Sele toma forma. ¿Cuántos días en la vida se puede tener el privilegio de despertarse en una impresionante cascada como Skógafoss?


En esta escala de más de 10 horas realmente nunca nos hemos planteado bajar a la capital. Lo que ver en Reykjavik puede ser imprescindible en un viaje a Islandia pero no es lo que te traes en la retina. Si lo son sus cascadas, lenguas glaciares, lagos de icebergs e insólita naturaleza

VIAJE A ISLANDIA: El que desee conocer más de Islandia tiene nuestro itinerario y experiencia en el diario de viaje a Islandia que hicimos en Febrero.

DÍA 1: Qué ver en Reykjavik en 1 día, capital de Islandia (con mapa)
DÍA 2: Península de Snaefellnes, una Islandia en miniatura
DÍA 3: Ruta por el Círculo de Oro de Islandia (incluida Gullfoss)
DÍA 4: Lenguas glaciares, playas de trolls y cascadas escondidas
DÍA 5: Jökulsárlón, el lago glaciar de icebergs que te hipnotizará
DÍA 6: En el interior de una cueva de lava en las Blue Mountains
DÍA 7: Blue Lagoon, la Laguna Azul de Islandia (lo que debes saber)

Es una visión parcial y volveremos en el futuro por libre pero puede servir para conocer muchos de los imprescindibles

Tras dormir 4 horitas en el coche (no sabemos si está permitido dormir allí pero hay muchas tiendas de campaña por la zona así que no debe haber restricciones), la privilegiada "instantánea" nos da los buenos días. Skógafoss luce con el mismo caudal de siempre pero con un entorno más verde que nunca. ¿Os sabéis la leyenda? Como contábamos aquella jornada que nos llevó por Hvolstrod - Vík - Skógar - Hvolstrod, se dice que hace mucho tiempo, un vikingo de la zona enterró en una caverna interior un cofre de oro que volvió a ser visto años después antes de desaparecer para siempre.



Estirar las piernas en este paraje también resulta un placer. Sele, ¿buscamos algún sitio donde desayunar? Tras un par de vueltas vemos la cafetería del hostel cercano abierta aunque la anécdota viene al final, cuando ya con energías para afrontar el resto de la escala no encontramos como pagar ni a nadie que nos atienda. Finalmente desistimos (no es que seamos unos "cara" pero en este caso no aparecía nadie y esperamos un buen rato)


Lo bueno que tiene viajar con otra persona experimentada es que siempre descubres algo nuevo. Lo primero, Sele me llevó ya de camino de vuelta al famoso Hotel Ranga, algo así como uno de los más lujosos y especiales alojamientos en Hella (a 100 km de Reykjavik), destaca por su restaurante, habitaciones, atención y ubicación para ver auroras boreales




Yo me decidí por descubrirle Keldur y las casas césped más antiguas de Islandia, mientras atravesábamos una Islandia verde como no la había visto antes, en pleno finales de Junio


En su momento además no había podido verlas por dentro lo cual, aprovechando una visita de un grupo, pudimos hacer en esta ocasión.



La comida en un KFC (2.599 ISK) ya abandonando la circular 1 hacia la 427 que nos pondría en la península de Reykjanes donde además del aeropuerto está Blue Lagoon (otra excelente opción para una escala con traslados desde el aeropuerto como te contamos en el artículo dedicado). Otros atractivos son los acantilados de Hafnaberg, Sandvík (un puente entre dos continentes) o las zonas geotermales de Gunnuhver (con su faro) y Seltún donde nos acercamos nosotros, con su fumarolas, contrastes de colores y sus pozas con agua hirviendo




El Aeropuerto Internacional de Keflavík ha quintuplicado los pasajeros que pasan por sus instalaciones en los últimos años pero… !!es una maravilla!! Es el gran ejemplo de como hacer la vida fácil al viajero. Devuelves el coche, máquinas de facturar en cada esquina (en nuestro caso no es necesario porque las maletas iban directas), accedes a los controles pasando la tarjeta y la misma pasarela te va diciendo la puerta de embarque de tu vuelo, las bandejas circulan paralelas a ti para pasar la seguridad y que no haya parones (además de haber más de 20) y finalmente llegas a zona aéreo-terrestre y te encuentras decenas de tomas de enchufes por todos lados.


Anchorage 17'10… ¡vamos en hora!

El vuelo sobre el Ártico que aterrizó 1 hora antes de despegar

Icelandair vuelve a ser puntual, vuelve a disponer de una plataforma de entretenimiento impecable, usb para cargar móviles y tablets, comida (de pago, eso si) pero buena, es decir, comida como cordon blue o noodles (4.600ISK) y ¡¡WIFI GRATIS!! Hablar con Paula ya a más de 5.000 km de distancia, a 10.000 m de altura y sobrevolando un inmenso desierto blanco resulta algo inconcebible para alguno de nuestros abuelos. ¿Qué dirían de todo esto?



El jeroglífico se complica cuando te dicen que tienes un trayecto de 6h 40min desde Islandia a Anchorage y que saliendo a las 17'10 vas a llegar a las 16'20, o mejor, pasadas las 16'00 porque vas con adelanto… !1 hora antes de despegar!


Busco la explicación en el horizonte. Montañas que sobresalen del extenso Inlandis, que conociera en aquel "mirador natural" de Groenlandia años antes, el segundo casquete polar más grande tras la Antártida. No, la respuesta no está en la que si vas hacia el Oeste te hace "retroceder en el tiempo" como aquel de nuestros Mares del Sur. Tampoco puedo establecer analogías con otros viajes cruzando el Atlántico como Nueva York, Cuba o Riviera Maya donde sueles aterrizar con pocas horas de diferencia respecto al despegue porque hacia el Oeste se ganan con el cambio horario. La respuesta es que estamos volando por el norte del planeta atravesando los meridianos allí donde las "rodajas" que cortarían los paralelos son más pequeñas. Es decir, si cogemos un globo terráqueo, no volamos de lado a lado por los paralelos sino por arriba del planeta.



En fin, que mientras uno se "rebana los sesos", el paisaje se torna de blanco a verde según comenzamos a acercarnos a la costa sur de Alaska. El hielo permanente deja paso a la vida desde Mayo y las fechas empiezan a ser perfectas para visitar la última región estadounidense


Aterrizamos en torno a las 16'00 en Anchorage tras un gran vuelo. ¿Estados Unidos? Ahggg… ¡aduana!

La aduana en Alaska, mucho más "light" de lo esperado

Sele admite que es algo que le preocupa. En Marzo estuvimos haciendo un visado para Estados Unidos ya que al haber estado en Irán no nos aceptaban el ESTA. Da igual que sea por puro turismo y que seguramente haya mil formas de controlar nuestros antecedentes, los americanos son así. Sin embargo, los trámites de la aduana en Anchorage son… ¡ridículos! Apenas hay vuelos en un aeropuerto muy manejable y con 6 personas se bastan para preguntarte "si llevas comida" y poco más mientras la maleta ya te espera en la cinta dando vueltas. Tuvimos más problemas en la aduana de Nueva York

DECISIONES SOBRE LA MARCHA:

Este viaje está realizado sobre la marcha teniendo solo vuelos, primera noche de hotel y autocaravana reservadas. Es por ello que en esta caja del diario os iré contando las decisiones que vamos tomando. La primera es que saldremos hacia el sur, hacia Homer. Mañana intentaremos ver las posibilidades que tenemos para avistar osos en Katmai o Lake Clark desde allí ya que no queremos dejarlo hacia el final del viaje y que el tiempo meteorológico o de trayectos no lo impidan

En el Aeropuerto Internacional Ted Stevens Anchorage un domingo, por haber casi no hay ni taxi aunque finalmente aparece el nuestro (20 USD) que nos llevará al reservado con antelación Alex Hotel And Suites, el típico de carretera con su moqueta, caja de hielo y habitación americana mientras hidroaviones sobrevuelan una y otra vez para aterrizar en un lago cercano



Fuera es Domingo, todo está muerto. Anchorage tiene cierto aire a pueblo americano del western pero en tierras más polares. Aún así logramos traernos unos spaguetti y alitas de un indio cercano a precio USA (39.57 USD) antes de cerrar el día ya que la autocaravana que nos gestiona America Tours era inviable cogerla hoy… ¡está prohibido el día que llega tu vuelo! Y algo de razón tienen. Como decía la "abuela Chavetas", ha sido un domingo más largo que un día sin pan, el más largo de nuestra vida, el mismo que recordaremos ya como en el que "nuestro vuelo aterrizó 1 hora antes de despegar"


Isaac (con Sele), desde Anchorage (Alaska)

GASTOS DEL DÍA: 7.199 ISK (apróx 57,30 EUR) y 59.57 USD (apróx 54,15 EUR)

Pin
Send
Share
Send